POMEROY AGRESIVOS ¿SE PUEDEN RECONSTRUIR? (I)

Algunas veces los obstetras realizan POMEROY muy agresivos. Un tipo de POMEROY agresivo, que se ve con cierta frecuencia, es cuando cortan la trompa en su nacimiento en la matriz. Esta zona tiene el inconveniente de tener una luz sumamente pequeña, generalmente menor a un milímetro.

Cuando se quiere reconstruir o recanalizar un POMEROY realizado en esta parte, la dificultad quirúrgica con las técnicas convencionales es muy alta y los resultados a menudo pobres. Muchos especialistas no intentan operar este tipo de ligaduras y recomiendan mejor acudir a las costosas fertilizaciones in vitro.

Con la CIRUGIA COMBINADA logro trompas permeables en el 95% de los casos, incluso en los de POMEROY realizados de esta forma tan agresiva. El uso de las guías intratubáricas y la laparoscopia posterior cambia completamente el pronóstico de estos POMEROY, permitiendo confirmar, y grabar en video, la permeabilidad de las trompas.

Si su caso es parecido a este que muestro en el video, o por el resultado de una radiografía de la matriz (histerosalpingografía) se sospecha que le ligaron las trompas de esta forma, no se desanime: La CIRUGIA COMBINADA puede ser su solución.

RECONSTRUCCION DE TROMPAS – NUEVA CIRUGIA

Las trompas con ligadura se pueden reconstruir en la mayoría de los casos. La técnica quirúrgica más utilizada es la MICROCIRUGÍA. Sin embargo, a pesar de ser una técnica buena, falla en al menos un 20% de las pacientes por problemas que se presentan después de la cirugía. Para darle solución a estas fallas desarrollé  la CIRUGIA COMBINADA PARA LA RECONSTRUCCION DE TROMPAS (o cirugía combinada para la recanalización de trompas). Con esta nueva CIRUGÍA COMBINADA estoy logrando que en más del 95% de mis pacientes, a las que opero para reconstruir o recanalizar sus trompas, se logren resultados positivos para trompas permeables. En este video explicó qué es la CIRUGIA COMBINADA.

LIGADURAS DE TROMPAS QUE SÍ PERMITEN SU RECONSTRUCCION

Este es un resumen gráfico de las técnicas de ligadura que sí permiten la reconstrucción de trompas (recanalización tubárica, reversión de la ligadura) -dar click para agrandar- Como se puede apreciar, en todas ellas se conserva la parte distal de la misma, llamada FIMBRIA, que es indispensable para que la trompa pueda captar el óvulo. Uniendo la parte proximal con la distal se logra obtener una trompa funcional.

LIGADURAS DE TROMPAS QUE NO PERMITEN SU RECONSTRUCCION

Cuando en la ligadura realizada retiran la parte final de las trompas incluyendo las fimbrias que se encuentran en la parte distal de la trompa (técnica de Kreoner, Aldler), según se muestra en la figura – dar click para agrandar- no es posible hacer la cirugía reconstructiva. Esto también pasa con la mayoría de las cirugías ocasionadas por embarazos ectópicos, en las cuales es costumbre retirar un segmento amplio de la trompa afectada, casi siempre con la fimbria. Aunque se puede dejar permeable la trompa haciendo una fimbria rudimentaria (salpingoneostomía), esta no funcionará igual que la original y tendrá dificultad en la captación de los óvulos. La probabilidad de embarazo, en trompas mayores de 7 centímetros, pero sin fimbria, se reduce a un 14% al año, sin pasar de un 32% en cinco años.