ESTIMULAR LOS OVARIOS EN LOS TRATAMIENTOS DE INFERTILIDAD

El estímulo de los ovarios en los tratamientos de infertilidad se conoce con el nombre de INDUCCIÓN DE LA OVULACIÓN.

Se busca que los ovarios produzcan uno o más óvulos que puedan ser fecundados. El que se busque uno o varios óvulos depende de la modalidad de tratamiento escogido.

Según esto se puede tratar de una paciente que no ovula pero en la cual hay que “forzar” la ovulación (como complemento al tratamiento de la causa básica), o de una paciente que ovula normalmente (un óvulo por ciclo) pero en la cual se requiere un número mayor de óvulos (ejemplo en la Fertilización in Vitro o en casos escogidos de Inseminación Intrauterina).

En cualquiera de los casos se pueden utilizar varias alternativas con medicamentos tomados o inyectados.

Se pueden considerar tres niveles de tratamientos que van aumentando en complejidad y en costos. Se pueden combinar entre sí con el fin de lograr una mayor efectividad y un menor costo.

El manejo que se considera menos complejo es con un medicamento tomado, no inyectado, que se llama Citrato de Clomifeno. Lo podemos llamar tratamiento básico.

Una segunda línea es con el mismo medicamento de Citrato de Clomifeno ingerido, MAS medicamentos llamados Gonadotropinas, que ya son inyectados, y que vienen de varias clases, de diferente pureza según la forma de preparación y de diferente potencia.

Una tercera línea es únicamente con medicamentos inyectados, que como anoté tienen diferentes características y potencias.

Qué nivel o línea utilizar o qué combinaciones hacer es algo que debe realizar el especialista que la esté tratando, teniendo en cuenta su caso particular, tratando de tomar en cuenta todos los factores, incluyendo la edad y tipo de problema de base.

Una de los aspectos importantes que se debe tener en cuenta es que todos estos medicamentos tienen algunos efectos indeseables que se deben controlar y de los cuales usted debe estar informada. Esto no quiere decir que toda paciente que es tratada de esta manera va a tener complicaciones, pero sí que hay que vigilar a las pacientes para detectarlas a tiempo y, si es necesario, cambiar o terminar inmediatamente el tratamiento.

También es importante que a la pareja se le informe que ocasionalmente hay que suprimir el tratamiento por ese ciclo bien sea por poco efecto (no se logró la ovulación), o por exceso de efecto (demasiados óvulos y mayor peligro de complicaciones).

Acerca de Dr. Ramiro Argüello Argüello

Médico especialista en Ginecología y Obstetricia Miembro de la SOCIEDAD COLOMBIANA DE FERTILIDAD Y ESTERILIDAD http://www.ramiroarguellomd.com/dr.htm
Esta entrada fue publicada en Tratamientos de Infertilidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s